Arrupe: pasión por Dios y por el mundo

O'keefe, Vincent (2001) Arrupe: pasión por Dios y por el mundo. Diakonia (99). pp. 18-21.

[img]
Preview
Text
Arrupe pasión por Dios y por el mundo.pdf - Published Version
Available under License Creative Commons Attribution Non-commercial No Derivatives.

Download (375kB) | Preview

Abstract

Pedro Arrupe empezó su mandato de 18 años como Superior General de la Compañía de Jesús con estas palabras del profeta Jeremías: «¡Ay Señor mío! Mira que no sé hablar!». En su discurso a la Congregación General de la Compañía de Jesús para presentar su dimisión obligada por un ataque feroz de hemiplejía, pronunció las siguientes palabras: «¡Cómo me gustaría estar en mejores condiciones para esta ocasión! Como veis ya no me puedo dirigir a vosotros directamente. Uno de mis consejeros generales os dice lo que ha ido captando que me gustaría deciros a todos. Más que nunca me siento en las manos de Dios. Es lo que he deseado toda mi vida desde mi juventud. Esto es lo único que deseo ahora. Mi único ideal durante estos 18 años ha sido el de servir al Señor y su Iglesia con todo mi corazón, desde principio hasta el final...». «Servir al Señor y su Iglesia» es un buen epitafio para la vida de Arrupe. Y eso lo hizo con la frase con la que Jeremías acaba el texto del principio: «No tengas miedo, Yo estoy contigo». Don Pedro, a través de su vida, creyó firmemente en la presencia de Dios en su vida y en las vidas de todos los hombres y mujeres. Era un convencido de que el Espíritu Santo trabaja en todo lo que nos rodea, conduciéndonos, a pesar de las apariencias, a nuevos modos de vivir el Evangelio. Esta es la raíz de su serenidad interior aun en las situaciones más borrascosas; aquí se apoyaba su optimismo indestructible, su esperanza vital. Por esta misma convicción desafió y animó a sus compañeros jesuitas a abrirse a las más valientes e imaginativas empresas para servir al Señor y ayudar a la Iglesia en su deseo de dejar de ser una iglesia culturalmente monocéntrica para convertirse en una Iglesia policéntrica, donde cupiesen todas las culturas. En su propia vida, de español y de tantos años en Japón, se unió el Este y el Oeste. Insistió 1.000 veces en la movilidad y universalidad de la Compañía de Jesús. Por eso pidió a los jesuitas que atendiesen a los refugiados de todas las guerras y emigraciones y animó a fundar el JRS, el Servicio de los Jesuitas a los Refugiados, presente en tantas zonas de pobreza y desesperación. Arrupe huía de todo provincianismo y nacionalismo estrecho y quería que la Compañía se sintiese abierta al mundo entero, es decir, católica.

Item Type: Article
Uncontrolled Keywords: Compañía de Jesús, Espiritualidad Jesuita, Pedro Arrupe S.J., General de la Compañía de Jesús
Subjects: 200 Religión > 240 Moral cristiana y teología piadosa > 248 Experiencia, práctica, vida cristianas
Divisions: Centro Pastoral Universitario
Depositing User: Rogerio Medina
Date Deposited: 21 Sep 2017 14:24
Last Modified: 21 Sep 2017 14:24
URI: http://repositorio.uca.edu.ni/id/eprint/4233

Actions (login required)

View Item View Item