Carta a los provinciales capuchinos de Estados Unidos

Delegación de la Santa Sede, (SS) (1994) Carta a los provinciales capuchinos de Estados Unidos. Diakonia (71). pp. 84-90.

[img]
Preview
Text
Carta a los provinciales capuchinos de Estados unidos.pdf - Published Version
Available under License Creative Commons Attribution Non-commercial No Derivatives.

Download (895kB) | Preview

Abstract

Querido Hermano en Cristo y Francisco, 4 de Mayo de 1994 En nuestra última carta a los Provinciales Capuchinos de los EEUU (16 de Septiembre de 1991), expresamos nuestra preocupación sobre el sufrimiento enorme que las injusticias del Sistema Económico Internacional causan a nuestros hermanos/as en países menos desarrollados, y pedimos la ayuda de nuestros hermanos Capuchinos para añadir esta necesidad urgente en su agenda permanente de Justicia y Paz, con el fin de promover continuamente una legislación y una política capaz de corregir estas injusticias. Probablemente Ud. sabe que la conferencia de Bretton Woods, que creó el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) está celebrando 50 aniversarios de este año. Esta es una ocasión apropiada para preguntar cómo estas instituciones han cumplido sus tareas y qué espera de ellos el mundo de hoy. Los institutos de Bretton Woods han hecho mucho en los últimos 50 años. Han ayudado en la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Han tenido cierto éxito en mantener un sistema mundial establece en el cambio monetario (world exchange rate). Hasta 1992 han dirigido casi US$ 290.00 billones para el desarrollo a gobiernos en vías de desarrollo o de reconstrucción. Pero en gran parte no han cumplido los fines para los cuales fueron creados. El Fondo Monetario Internacional ya no es el foro para la coordinación económica internacional porque las economías principales prefieren el foro más pequeño del G-7. Tampoco el Banco Mundial no ha cumplido las esperanzas que iba a apoyar el tipo de producción que reduce la pobreza en los países menos desarrollados. La economía nacional de algunos países pobres ha mejorado algo en les últimos años, pero todavía hay más de mil millones de personas en el mundo que viven en la miseria. La diferencia entre ricos y pobres se ha duplicado en los últimos 30 años. Hoy el 20% de los más ricos de este mundo consumen 150 veces más de los bienes que el 20% de los más pobres. En verdad más y más personas son excluidas del desarrollo. Según el informe de CEPAL, presentado a la XXI asamblea de las Naciones Unidas, Latinoamérica en 1989 tenía 409 millones de habitantes. El 36% de la zona urbana viven en la pobreza y otro 40% en la miseria. El 61% de la zona rural viven en la pobreza y el 38% en la miseria/ Desgraciadamente estos números fríos no expresan el enorme pecado social sufrido por centenares de millones de nuestros hermanas/os latinoamericanos, 45% de los cuales son niños.

Item Type: Article
Uncontrolled Keywords: Sistema Económico Internacional, Países del tercer mundo, Deuda externa, Juan Pablo II, Necesidades fundamentales países pobres, Recomendaciones del Vaticano
Subjects: 300 Ciencias Sociales > 320 Ciencia política > 327 Relaciones internacionales
200 Religión > 260 Teología social y eclesiástica > 261 Teología social
Divisions: Centro Pastoral Universitario
Depositing User: Rogerio Medina
Date Deposited: 30 Jun 2017 18:28
Last Modified: 30 Jun 2017 18:28
URI: http://repositorio.uca.edu.ni/id/eprint/3973

Actions (login required)

View Item View Item